Saltar al contenido

Huelga del transporte de mercancías en España, prevista para Navidad

El paro previsto entre el 20 y el 22 de diciembre por el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), puede convertirse en huelga indefinida.

Para entender correctamente lo que está sucediendo en el sector del transporte de mercancías por carretera, es preciso hacer un breve inciso y recordar cuál es el escenario de donde partimos, y desde donde llegamos a la situación actual.

  • Para la concesión de autorización para facturar servicios de transporte de mercancías por carretera ya no será necesario tener 3 vehículos, sino 1; y, además, da igual la antigüedad que tenga el vehículo. Decisión del Supremo.
  • El sistema de fiscalización por módulos se amplía hasta el año 2023 sin reducción de límites.
La cuenta es fácil a módulos cuando sólo tenemos un camión pero, ¿qué ocurre cuando tenemos de 1 a 3 vehículos?

Según los últimos estudios publicados por el antiguo Ministerio de Fomento (2016), más del 80% de los transportistas tienen entre 1 y 3 vehículos. Si empatizamos un poco con este perfil de empresario autónomo, podemos ver claramente cuál es el problema, y es que los costes se disparan a la hora de contratar a un conductor asalariado. Motivos como la conciliación laboral y familiar hacen poco atractiva la profesión si no se consigue incentivar, incluso para el caso también de los autónomos con un solo camión.

El cambio de fiscalización en el 2023 va a necesitar de muchas ayudas al abandono de la profesión ya que, por desgracia, será el único camino a tomar para muchos.

Nos encontramos entonces con otro de los grandes problemas que se viene anunciando a bombo y platillo, faltan conductores. Podemos pensar que realmente no existen, o podemos pensar que los que existen no quieren trabajar en condiciones indignas, jornadas de 15 horas en las que cobras tan sólo 9, que son las de conducción; o semanas enteras durmiendo en el camión, sin importar si tenemos que llegar el viernes a casa para felicitarle el cumpleaños a nuestros hijos. Intentar que los conductores duerman en casa es una meta a la que deben obligarse todos los cargadores que quieran mantener una buena RSC con sus proveedores.

El que es transportista hoy en día, lo es por vocación.

Por no hablar de la carga y descarga, prohibida en países vecinos como Portugal, o de los transportistas enjaulados para evitar contagios, tratados a veces como animales.

Empresas “buzón”. Una prueba más del abandono y falta de preocupación que sufre el sector del transporte por carretera por parte de las Administraciones Públicas es la relativa a la trasposición de las Directivas europeas que afectan al sector, en especial la relativa al desplazamiento de conductores extranjeros en España, teniendo en cuenta que en la actualidad más de una cuarta parte del transporte internacional con origen o destino en nuestro país lo realizan empresas de transporte domiciliadas en países del Este de Europa, con costes laborales y fiscales hasta ocho veces inferiores a los que pagan las empresas españolas, según Fenadismer.

Por ello, la Federación Nacional exigirá que se apruebe la nueva regulación por Decreto-Ley para evitar que las empresas buzón puedan seguir trabajando en nuestro país con total impunidad.

Falsos autónomos. Siguen existiendo ya que, a pesar de que se consiguió incluir la muletilla de la “opción de compra obligatoria” de la herramienta de trabajo, es decir, de la tractora, se eximía de parecer una contratación laboral maquillada de autónomo, ya que al parecer sólo dura un tiempo. ¿Hecha la Ley, hecha la trampa?

Aquí os enlazamos a la Plataforma de afectados por las falsas cooperativas que ha lanzado TRADIME hace muy poquito.

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha calificado de “histórico y ambicioso” el proyecto de ley que están preparando. Tras varios años de sufrimiento de pomposos discursos de este Gobierno y, tras suponer que sólo sea maquillaje, se visualizan varios escenarios que comienzan su estrategia con la salida de Ábalos del Ministerio hace tan sólo unos meses.

Euroviñeta. Está al caer, aunque esto es lo que se concretó en febrero de este año: “Los transportistas se aferran a la promesa del Gobierno contra los peajes en autovías”

Conductores más jóvenes, y conductoras. Tal vez se comulgue con algún otro país compañero de idioma y le permitimos convalidar los permisos, le facilitemos hogar temporal o vivienda compartida con otros conductores, a los cuales no les importará venir a trabajar en las condiciones planteadas.

Ayudas publicadas. Destinadas a la inversión en transporte intermodal, contenedores, vehículos eléctricos para última milla, estaciones de recarga de vehículos. La mayoría orientadas a grandes empresas, proveedores o colaboradores de éstas.

Incentivemos aquellos que promuevan sostenibilidad en la contratación, que busquen la continuidad del proveedor autónomo facilitándole el canal, pero no sacrificando su margen. Incluyan bases para intercambio de cargas o de remolques, para facilitar la logística a ese 80% de transportistas autónomos que no cuentan con espacios de trabajo para facilitar la conciliación de la vida familiar de sus conductores.

La eliminación de intermediarios y la equiparación de fiscalidades serían herramientas fundamentales para que el transportista pueda dar, al menos de vez en cuando, algún paso firme en su negociación constante con el cargador, y pedir los costes que corresponden cuando se paraliza un camión, cuando aumentan tus cargas o descargas, cuando realizas otros trabajos no contemplados o, cuando sencillamente, sube el precio del combustible, algo que supone ya mucho más de aquel “histórico y ambicioso” 30% del precio del mismo. Así, ¿cómo van a salir las cuentas del empresario autónomo que nos traerá la cena estas Navidades?

Felices Fiestas y, hagas huelga o no al final, ¡buena ruta!

 

Artículo de opinión.

Redacción. Transportesostenible.com