Saltar al contenido

Se aprueban los nuevos peajes para Vizcaya pese a las quejas

La provincia de Vizcaya ha aprobado definitivamente los peajes adicionales para camiones en las cinco rutas de alta capacidad de la provincia. Las Juntas Generales de la Diputación autorizaron la adopción de este nuevo canon para los vehículos pesados de transporte con los votos del Partido Socialista y del PNV. Las protestas de los transportistas a las puertas de las Juntas Generales no han sido suficientes para evitar la medida.

Finalmente, las Asambleas Generales de Vizcaya han aprobado leyes que permitirán cobrar peajes a los camiones a su paso por cinco rutas de alta capacidad en la región. A pesar del rechazo del PP y del sector del transporte de mercancías por carretera de la región, este nuevo canon fue ratificado por los votos del Partido Socialista y el PNV, así como la abstención de EH Bildu y Podemos. Un rechazo manifestado por las asociaciones de transportistas Hiru y Asotrava a las puertas de la Casa de Juntas del Guernica en los últimos días.

Las Plataformas Contra los Peajes del País Vasco han entregado sus correspondientes notas de prensa a Diario de Transporte, en las que destacan explícitamente su oposición a los peajes de la AP-8, AP-68 y A-636 de Bizkaia.

Pedro Marco de la Pea, viceconsejero de Infraestructuras y Transportes del Gobierno Vasco, comentó oficialmente en nombre del Gobierno Vasco en una reciente entrevista radiofónica sobre la amplia implantación de peajes en toda la Comunidad Autónoma Vasca. Comienza afirmando que «Algún modelo de peaje es necesario implantar en las carreteras vascas”, mostrándose, al menos, no en contra de las medidas de las Juntas Generales. Luego añadió, “algo tiene que haber y el que lo usa algo tiene que pagar, porque las administraciones no podemos asumir el mantenimiento a coste cero». Declaraciones que han despertado algunas críticas entre el sector del transporte.

Los cinco tramos que estarán sujetos a peajes para los vehículos que pesen más de 3,5 toneladas de Masa Máxima Autorizada (MMA) a partir del próximo año son verdaderas arterias del transporte vasco, varias de las principales vías de acceso, paso y salida de la región. Este gravamen se aplicará a la A-8 de Basurto a El Haya, a la N-240 a su paso por Barazar, a la N-636 entre Durango y la provincia de Guipúzcoa por Kanpazar, a la BI-625 entre Laudio y Basauri, y al denominado corredor Txorrieri.

El tema de los peajes suele ser catalogado ante el público como algo que simplemente se trata de satisfacer una necesidad de cobro y de obtener más ingresos de las diputaciones. Sin embargo, es un tema del que toda la población debería estar enterada, ya que sus consecuencias no solo afectan a aquellos que paguen en caja desde su vehículo de carga, sino también a toda la ciudadanía. Los transportistas reflejarán este nuevo gasto en las facturas de envío, y los distribuidores harán lo propio en el precio de venta, llegando finalmente a los residentes, que seguirán perdiendo poder adquisitivo a través de la inflación.

Redacción TransporteSostenible.com