Saltar al contenido

Finalmente se está atendiendo una de las grandes inquietudes del sector del transporte de mercancías: la seguridad en los aparcamientos; ya que no era algo que afectaba simplemente a España, sino también a la Unión Europea. Un estudio llevado a cabo por la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (FENADISMER) ha revelado que al menos el 17% de los transportistas afirmaron haber sido asaltados, un 30% de ellos al menos dos o más veces, el 21% de los casos incluyó agresiones físicas al conductor, y en el 60% no solo perdieron mercancías, sino también vehículos.

Además, hay que tener en cuenta que los robos, mayoritariamente, se han producido en horario nocturno (el 72% de los casos) y la mitad de ellos (un 50%) se perpetuaron en áreas de descanso, seguido de los núcleos urbanos (un 30%) y de los polígonos industriales (un 18%). Actualmente solo existen 42 zonas de aparcamiento seguro en España y 97 áreas de servicio sin vigilancia específica en autopistas y autovías, a pesar de que la Comisión Europea recomienda al menos una zona de aparcamiento cada 100 km en nuestra red de alta capacidad.

Y es debido a esto que se ha debatido en la Comisión de Transportes e Infraestructuras del Congreso de los Diputados la propuesta NO de Ley impulsada por Esquerra Republicana de Cataluña sobre la mejora de la seguridad en las zonas de aparcamiento de vehículos, en desarrollo al acuerdo adoptado por el Pleno del Parlamento de la Unión Europea el pasado mes de noviembre, en el que se insta a los Estados miembros a mejorar la seguridad de las zonas de aparcamiento de camiones en toda la Unión ante el riesgo de pérdida de mayor seguridad en las zonas de aparcamiento de camiones de la red de carreteras de la UE.

Por consiguiente, la Proposición no de Ley ha sido aprobada por unanimidad de todos los Grupos Políticos, e insta al Gobierno español a lo siguiente:

  1. Elaborar y presentar un plan para la mejora y construcción de nuevas zonas de aparcamiento seguras certificadas para camioneros a lo largo de la red viaria estatal.     
  2. Incrementar los canales de interrelación con Europol a fin de garantizar respuestas coherentes y coordinadas, así como un apoyo operativo y analítico que favorezca el trabajo conjunto entre policías de diferentes Estados para diseñar estrategias de persecución y desmantelamiento de mafias transnacionales.

Con esto se espera que el Gobierno Español empiece a tomar medidas más decididas y concretas para solventar esta situación que lleva años siendo reclamada por el gremio de transportistas de mercancías.

Redacción TransporteSostenible.com