Saltar al contenido

Entre el 22 al 28 de julio, en las carreteras de toda Europa, se realizarán una nueva campaña de Tispol (European Traffic Police Network) para control de camiones y autobuses en la que participarán los 27 países miembros.

La atención se centrará en los excesos de velocidad, horas de conducción y descanso, tacógrafo, exceso de peso, defectos técnicos de los vehículos, consumo de alcohol y otras drogas o el uso del cinturón, etc.

Durante la semana de controles a camiones y autobuses a gran escala, los conductores serán controlados con respecto a la legislación social europea. Además, se controlará la correcta carga, sujeción y equipamiento de los autocares (como martillos de emergencia o puertas eléctricas que funcionen correctamente) para minimizar el impacto para cualquier persona implicada en una colisión.

Además de la sanción de las infracciones, también se informará a los conductores sobre los peligros de determinadas acciones, como no llevar puesto el cinturón de seguridad. Pero también se controlará y sancionará el creciente problema de la distracción del tráfico mediante la prohibición del uso de teléfonos móviles.

Una nueva campaña de control a camiones en toda Europa para la reducción de la sinistrabilidad en el sector del transporte por carretera.

Fuente: transportealdia.es