Saltar al contenido

Transporte sostenible en España

¿Eres de las personas que considera que la única forma de desarrollar transporte sostenible es a través de la electricidad? Déjanos contarte que existen un gran abanico de opciones dentro del mundo de la sostenibilidad al momento de producir energía para la movilidad colectividad en medios de transporte en nuestro país.

Actualmente en España existen ciudades como Barcelona, San Sebastián o Zaragoza donde existen medios de transporte que funcionan con biocombustibles y tecnología que forma parte del proceso de transición energética que el Estado español promueve. De tal forma que en estos sitios tanto autobuses, taxis o el metro están empezando o ya funcionan con este tipo de energías.

Uno de los principales objetivos de esta medida es lograr una descarbonización al 100% para el año 2030 como parte de la agenda ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) creada por la ONU y sus países miembros. Por otra parte, la adopción de nuevos tipos de tecnología para movilizar más gente y hacerlo de manera más eficiente es también otras de las metas ya que esto mejora la calidad de vida de los españoles y garantiza el derecho a la movilidad.

Otros de los grandes avances dentro de la movilidad sostenible es lograr expandir este tipo de uso de tecnología a medios de transporte donde hace unos años era impensable poder lograrlo. Por ejemplo, hoy en día el 60% del combustible usado dentro del sector aviación comercial es posible desde el 2020 y su impacto ha sido de una reducción del 1,4 toneladas de CO2 a la atmósfera. Imagina que se pudiera lograr si ese 60% llega a 100 en un par de años.

Por otra parte, un ejemplo destacable sobre uso de energías renovables es el proyecto del tren “Vittal-One” el cual funcionará con baterías de hidrógeno. Esto a su vez supone un gran avance en nuestro país donde la mayoría de trenes aún funcionan con diesel. Al hacer uso de una energía eco amigable dentro de nuestras cadenas de distribución nos pondría a la vanguardia de muchos países europeos en materia de transporte comercial.

Asimismo, esta iniciativa también es posible gracias a que las compañías encargadas de generar y distribuir energía en España han mostrado un fiel compromiso por ser parte de esta transición. De este modo la industria energética española innova, crea y mantiene empleos, pero mucho más importante: conserva y cuida nuestro medio ambiente.

Permitir la descarbonización de nuestros medios de transporte también supondrá una mejora en la calidad de nuestra salud. Reducir toneladas y toneladas de CO2 en nuestras ciudades y pueblos traería como consecuencia una reducción de enfermedades respiratorias las cuales aquejan en su mayoría a los adultos y ancianos.

Por último, el paso hacia un sistema de transporte sostenible es bastante largo y puede generar un choque de intereses por la resistencia al cambio, pero en un contexto donde las soluciones suponen beneficios en común que se construyen de una forma integradora y transparente, es mucho más lo que tenemos por ganar que lo hay que por perder.

Redacción www.transportesostenible.com

Deja una respuesta