Saltar al contenido

La Ley de la Cadena de Transporte

Con la Ley de Cadena de Transporte, se aprobó un paquete de normativas que el sector llevaba esperando mucho tiempo. Julio Villaescusa, presidente de FENADISMER, habló de este histórico acuerdo en el propio podcast de FENADISMER.

Afirmó que esta ley era algo que llevaban buscando desde hace muchos años. Especialmente desde que se creó la Unión Europea y se estableció el libre mercado con tarifas libres y desaparecieron cosas como las tarifas obligatorias. En ese momento se abrió una ventana y entró en juego la ley de competencia. Un aspecto importante era que nadie trabajara por debajo del costo, ya que eso distorsionaba el mercado y arruinaba empresas más pequeñas.

A partir de ahí, comenzó el recorrido para alcanzar en entorno justo y saludable para el sector del transporte.

A las empresas más pequeñas del sector se les imponían los precios, ya que tenían un peso en las negociaciones casi inexistentes, denunciaba Julio Villaescusa. Sin embargo, con la Ley de Cadena de Transporte, ahora todas las empresas tienen un soporte para hacer valer su trabajo y poder negociar. Además, ahora hay mecanismos para llevar control de las situaciones, sancionar a los infractores y proteger a los transportistas.

Algunos detractores de la ley afirman que es un mecanismo de establecer precio mínimo, pero Julio niega eso con rotundidad. Él afirma que algo como un precio mínimo o precio máximo es imposible en el sistema de libre mercado de la Unión Europea.

Otro punto importante y que además ha generado mucha controversia es que no se limitara en la ley el número de subcontrataciones en un contrato.

El presidente de FENADISMER le restó importancia al asunto etiquetándolo como algo de “segundo plano” en comparación con los otros temas abarcados en la Ley de Cadena de Transporte. Recalcó que todas las empresas tienen que buscar la eficiencia y la optimización de su funcionamiento, detectando por su cuenta si hay subcontrataciones innecesarias en sus contratos y establecer cláusulas para evitarlas. De esta manera se pueden proteger de este fenómeno.

Aunque, el mismo Julio reconocía que la ley no es perfecta ya que ninguna ley lo es. Así que por supuesto que trabajarían para mejorarla y estaba completamente sujeta a cambios en el futuro, pero, por ahora, el tema de las subcontrataciones seguiría en manos de las empresas.

Así mismo, destacó que FENADISMER y todas las partes han trabajado arduamente y con constancia siempre conservando el respeto, incluso con aquellas partes que tenían puntos de vista completamente opuestos para generar un ambiente de debate y de crecimiento porque esta ley era algo muy necesario.

Señaló que España contaba con el servicio de transporte más económico de la Unión Europea, lo que se traducía en menos dinero para los bolsillos de los conductores. Estableció la comparación con países de Europa del este que, a pesar de tener una renta menor que la de España, reportaban más ganancias para sus conductores.

Por último, llamó a la calma con la implementación de la ley. Puntualizó que las leyes nuevas no se suelen instaurar de manera inmediata y que sería más un proceso. Sin embargo, ahora el sector contaba con un respaldo en la ley para hacer valer su trabajo y una serie de mecanismos que ayudarían a que exista un mejor ambiente de negocios y crecimiento.

Redacción transportesostenible.com

Deja una respuesta